Real Madrid: Máximo Campeón europeo

La décima Copa de Europa del Real Madrid no se discute como tampoco se cuestionó la semana pasada la décima Liga del Atlético de Madrid. El equipo de Carlo Ancelotti sostuvo la velocidad de crucero de principio a fin. Sometió a la Bundesliga al eliminar a tres equipos alemanes, el Schalke, el Borussia Dortmund y el Bayern de Múnich, los dos últimos finalistas de la pasada edición de Champions, antes de doblegar en la final de Lisboa al irreductible líder del campeonato español, el Atlético. Triunfó la vocación europeísta del conjunto blanco y su gen ganador en la Copa de Europa: se ha impuesto en 10 de las 13 finales que ha disputado (solo ha perdido frente al Benfica en 1962, el Inter en 1964 y el Liverpool en 1981).

El Madrid ha sido un rodillo en esta Champions: 11 victorias, un empate (ante el Juventus en la primera fase) y una sola derrota (ante el Borussia en el Westfallen), además de una cascada de goles (41), casi el doble que el segundo más anotador, el Atlético (26), alimentado por la voracidad de Cristiano Ronaldo (17), un récord de fertilidad que lo acerca, con 68 en total, a los 71 de otro célebre madridista, Raúl González (71). A CR le sobró el sábado la efusividad de la celebración: era el 4-1, de penalti, y ya al final de la prórroga, tras una actuación gris como consecuencia de las molestias en la rodilla. Los más grandes suelen ser los más sencillos. Y no había necesidad de mostrar músculo ante un rival caído otra vez cerca del minuto 90, otra vez por el gol de un defensa que, como Schwarzenbeck, el zaguero del Bayern hace 40 años, portaba el dorsal 4. La maldición del 4.

La final la decidió la fortaleza salvaje de Sergio Ramos, el oportunismo de Bale y la capacidad para corregirse de Ancelotti, que encontró en Marcelo e Isco la creatividad perdida en la primera hora de partido. El técnico italiano, de 54 años, ha sabido relajar el ambiente y gestionar los egos de un vestuario tan complejo como el blanco, saturado de la tensión de los tres últimos años de José Mourinho. Hasta le dio normalidad a un asunto tan espinoso como la alternancia en la portería de Casillas y Diego Costa.

Fuente: http://deportes.elpais.com/deportes/2014/05/25/champions/1401035219_231264.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s