Conozca hasta dónde llega el idilio de James Bond con las marcas en Spectre

Quienes asistieron el pasado lunes en el Royal Albert Hall a la première de Spectre, la última entrega de la saga cinematográfica del agente 007, vieron desfilar ante sus ojos, durante los 150 minutos que dura el filme, no sólo un portentoso despliegue de efectos especiales sino también un larguísimo spot publicitario. Y es que el idilio de James Bond con las marcas en Spectre es tan o más acalorado que los romances que el bueno de 007 tiene a bien protagonizar en sus películas con las legendarias “chicas Bond”. En Spectre hay marcas por todas partes. El traje de Bond es de Tom Ford, el reloj de Omega y la ropa interior de Sunspel. Nada escapa a la publicidad en el nuevo filme de 007, que aterrizará en los cines el próximo 6 de noviembre. Muchos dirán que de alguna manera tiene que financiarse, al fin y al cabo, la película, cuyos costos de producción habrían superado la barrera de los 270 millones de euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s